Encuentra a tus autores aquí

miércoles, junio 02, 2010

Òscar Viveros-Cancino: Descenso de balsa en el Actopan



Con el propósito de dar a conocer las bellezas naturales de Veracruz, así como la forma en que puede uno pasarla de película en forma más que sana, este blog presenta la crònica de Óscar, quien pertenece al una organización llamada CEMAC www.cemac.org.mx/Veracruz, con la que pueden hacer contacto, ya sea a través de este mismo espacio o bien a ovcuv@yahoo.com.mx


Descenso en balsa en el Actopan.
Òscar Viveros-Cancino

Rafting INTENSO, es como puedo calificar la actividad del pasado domingo 23 de mayo 2010 que a continuación trataré de describir.La Cita es a las 7am en el parque Zaragoza: Carla Zamora, Gaby Zarrabal, Paco Aguilar, Roberto Arispe y el que esto escribe Oscar Viveros. En el mismo lugar se habían dado cita los compañeros de las coordinaciones de Ecoturismo y Escalada; momentos pensé que partiríamos todos a Actopan, un lugar muy bello; pero no, ellos tenìan como destino Quiahuiztlan.

El Encuentro. Después de una corta deliberación, partimos con rumbo a Actopan a las 7:30 aproximadamente, teníamos el tiempo medido pues uno de los objetivos de la salida era encontrarnos con nuestros compañeros del Cemac Querétaro, comandados por Roberto Pinto, quienes estaban ya puestos para hacer descenso desde el descabezadero. De hecho ellos acamparon en el lugar conocido como "Nace-el-Río", que es un lugar al parecer muy conocido por los integrantes de nuestro querido club. Pasadas las 9:00 am, llegamos al estacionamiento y nos encontramos con los compañeros del Cemac Querétaro, un total de nueve personas, dispuestas a lanzarse en cámaras de llanta, un kayak inflable y un salvavidas redondo.

La Decisión. A partir de un concienzudo análisis por parte del guía Paco Aguilar, reta Roberto Arispe y Roberto Pinto, se decidió que no se haría el descenso desde el descabezadero, pues el equipo no era el adecuado para las condiciones que el río presentaba. Es importante en el Cemac guardar la seguridad debida y para ello los guías son autoridad. Pero no se quedaron sin probar las límpidas aguas del Actopan, ya que se fueron al Zetal, un lugar con rápidos que pueden ser bien disfrutados, incluso en "free-rafting".

La Explicación. Una parte importante de las salidas en río, es la teoría, a pesar de que los 5 integrantes habíamos tenido ya al menos un descenso, como es mi caso, fue necesario recordar y practicar en tierra algunas lecciones básicas de remo. Conjuntamente, el grupo de 14 personas escuchó atentamente los lineamientos del guía.

El Primer Salto. Una vez aprendidas las lecciones básicas, iniciamos con las prácticas en la balsa previamente inflada. Paco y Gaby no lo pensaron dos veces, dieron la pauta para iniciar oficialmente nuestra expedición con un gran salto hacia la poza que se forma del agua de las cascadas. ¡Híjole! francamente decidí no brincar, por cuidado a mi integridad física, Bajé el empedrado y con seguridad y un elegante clavado de ranita, entre al agua, de la misma manera que Roberto y Carla; déjenme decirles que ahí se van las penas y se cura el alma con el agua tan fresca y cristalina.



El Descabezadero. El inicio del río Actopan es de una belleza sin igual. Actualmente se trata de un paseo con jardines botánicos, represa, cascadas, y una vegetación exuberante, de verdad que es un privilegio poder visitarlo y echarse un chapuzón en ese lugar; ojalá se preserve por muchos años. En la orilla opuesta, a nuestro ingreso al agua se encuentra un verdadero paraíso, vegetación selvática, nacimiento de agua, en fin, una verdadera invitación a quedarse todo el día dedicados a disfrutar del lugar. Sin embargo, nuestro objetivo era recorrer el Actopan hasta la ciudad del mismo nombre, por ello regresamos a la balsa, recordando nuestras necesarias medidas de seguridad previamente repasadas. Normalmente el Actopan tiene rápidos clase III, sobretodo el inicio, es un lugar para estar con toda la adrenalina para evitar cualquier percance desagradable.



El Inicio. Al grito de "¡¡¡Hijos del RIOOOOOOOOOOOO!!!" iniciamos nuestro descenso, primer choque contra una piedra y losn gritos. Vi que la pared que estaba a la izquierda se fue para la derecha, de repente quedé en sentido inverso a la dirección de la corriente y ¡pum! primera sacudida y a punto de caer. No fui el único, mis cuatro compañeros estaban en las mismas condiciones, nos concentramos porque la licuadora que pasamos, nos llevo a estrellarnos contra las paredes; aun así evitamos una gran piedra que de habernos sacudido nos habría hecho probar el agua y me temo que las rocas también. Después de unos minutos, vino un primer remanso, para agarrar fuerzas y felicitarnos de no haber caído en ese inicio. Así seguimos con júbilo completo cada vez que pasábamos los rápidos.



El Zetal. Después de recorrer algunos rápidos clase III que salvamos sin grandes problemas, llegamos al Zetal para convivir un poco con nuestros compañeros de Querétaro. Ahí se encuentra un gran remanso bordeado de dos corrientes que permiten el "free-rafting", hay que poner mucha atención en todo momento, aun cuando se la corriente parezca manejable. Después de convivir con los compañeros del Cemac Querétaro, continuamos el recorrido río abajo y ellos permanecieron en el lugar;, tenían el tiempo medido, hay que recordar que Querétaro está a mínimo 5 horas de ahí.La Continuación. Echamos manos a la obra y reiniciamos el recorrido del río Actopan, nos encontramos rápidos de clase III, algunos más divertidos que otros, observamos que el río tiene menor volumen de agua, por ello es más pedregoso y el descenso necesita de mayor técnica, no pocas veces se tuvo que descender de la balsa, emplear técnica de chicoteo; dos atorones con piedras gigantescas, y evidentemente, en los descuidos, caídas que no pasaron de ser divertidas la mayoría, aunque en una de ellas Carla se golpeó fuerte en un costado; afortunadamente se repuso rápido… tiene mucha energía, seguramente será una guía excelente en el momento que lo decida. Recuerdo también que fue espectacular ver a Gaby casi sumergirse en el agua pero gracias a su agilidad quedar nuevamente en la balsa bien sentada. Roberto, probó algunas veces las cristalinas aguas del Actopan en uno de los rápidos, dio consejos interesantes. Paco Aguilar derrochando adrenalina, marcando el paso y dando indicaciones técnicas que nos permitieron realizar el recorrido satisfactoriamente; conoce el Actopan como la palma de su mano.



Final del recorrido. Antes de finalizar nuestro recorrido por el Actopan y llegar a la población del mismo nombre, hay un remanso en el que se encuentra un árbol con una gran altura y donde Gaby, Paco y yo hicimos unos buenos saltos. En el recorrido, existen dos puentes que representan un obstáculo para el descenso; habrá que estar atentos cada que se haga un descenso para evitarlos, Nosotros pudimos pasar bajo el puente, gracias a ciertas capacidades de contorsionistas. Pero con un nivel mayor de agua, creo difícill poder pasar y habrá que portear. Me llamó la atención una especie de iguana o garrobo con la cabeza en forma de poliedro; como se podrán imaginar ni tiempo tuve de sacar la cámara y tomar algunas fotos.



"Après-rafting". Ya se imaginarán: llegamos, cansados y con hambre. Aún teníamos que ir por el carro y subir las cosas. La espera fue recompensada cuando a sugerencia de Gaby y Carla fuimos a comer a Cerro Gordo. Pedimos una cecina deliciosa, enchiladas, enfrijoladas, picaditas, que fueron un cúmulo de sensaciones al paladar; una refrescante jarra de agua de guanábana, completó la amena charla y gran convivencia.Y eso fue queridos compañeros del Cemac Veracruz: la salida en balsa efectuada ese domingo, hay más pero eso lo platicaran mis compañeros de viaje de la Coordinación Balsa Rafting en la próxima junta del jueves



Saludos acuosos

3 comentarios:

Tigre dijo...

Estimado Oscar... encantado de leer tus aventuras con el grupo CEMAC, se ve que pasan momentos inolvidables, increibles donde impera el trabajo de equipo y liderazgo. Pero, siento que cuando menciones lugares que no conocemos o ubicamos los lectores que no hacemos este tipo de actividades deportivas, pues siempre es bueno ubicar el escenario o colocar una figura que identifica la zona recorrida. Como es el caso que mencionas del ZETAL.
Te mando un abrazo y cuidate mucho ya que la practica que realizan ustedes, me imagino es de un alto grado de riesgo y merece respeto.
Arturo

Oscar dijo...

Arturo,

Gracias por tu comentario.

Efectivamente es importante tener localizado los lugares donde se puede realizar este tipo de actividades. Tienen mucho de recreativo ya que los guías del grupo dan una gran cantidad de explicaciones y toman medidas de seguridad para llegar a buen puerto.

He solicitado al webmaster incluir una imagen para indicar el lugar que te interesa ubicado a 40 km de Xalapa.

Saludos,
Oscar

Chinita dijo...

Oscar, verdaderamente es maravillosa la aventura que viviste, conforme Itzel y yo ibamos leyendo nos sumergíamos en la mágia contenida en ese lugar rodeado de nuestra magestuosa naturaleza.¡Felicidades!, porque pocas personas tienen el gusto y el valor de vivir esta magnífica aventura. Te mandamos un cariñoso abrazo.
Itzel y Rosario desde Xochi.