Encuentra a tus autores aquí

sábado, agosto 04, 2007

Eduardo Sansores: Sòlo Veracruz es bello




Nuestra Ciudad inexorablemente ha sido agredida visualmente con elementos prescindibles que la costumbre a encumbrado, por mediocres conceptos estéticos de modernidad.
De los años sesenta a la fecha se desató una comezón irracional por destruir, transformar y horripilantar edificios del centro histórico hoy desaparecidos para siempre.
Un ejemplo humillante para los amantes de la ciudad y de la estética es el edificio inconcluso de la avenida Independencia esquina Arista que con su aberrante fachada terminó con el encanto y valor colonial de la Plazuela de La Lagunilla. Antes había un edificio colonial, con balconería de barrotes de madera, como era clásico en el Puerto.




El sabor de las Plazuelas distorsionado por planchas de modernos pisos que no han resistido el paso del breve espacio en que fueron colocados y que se disparan a la vista de los transeúntes que recorremos estos históricos sitios. Tiene mucho que ver la escandalosa ignorancia de los ediles y funcionarios de las últimas administraciones municipales, que cada trienio tratan de uniformar según sus frases publicitarias o caprichosos conceptos de remodelaciones efímeras de un Veracruz cada vez más destruido.




De los casos recientes podemos destacar los monumentos bizarros que han proliferado sin ninguna supervisión de algún cuerpo colegiado que dictamine si el adefesio que pretenden instalar merece ser destruido o tirarlo a la basura, como es el caso del monumento a los músicos del parque Zamora, donde dos figuras grotescas simulan ser Toña la Negra y Agustín Lara.
A un costado, en el atrio destazado del Santo Cristo del Buen Viaje, donde fueron serradas, las palmeras que custodiaban la Ermita para poner una contrahecha figura que imita ser Juan Pablo II. Cerca de ahí, en donde mucho tiempo estuvo la estatua de Benito Juárez en la cúspide de un hermoso pedestal o columna, en lo que quedó del antiguo parque que llevaba su nombre, fue instalada la estatua de un bombero héroe que asusta.




En el vecino municipio boqueño, a la entrada de Costa de Oro, un conjunto escultórico de cemento con un inenarrable pulpo, figura en un libro que documenta los monumentos más feos del País.
El colmo fue la instalación de una horrenda figura pintada de dorado, frente al Hospital Regional, que representa a una enfermera, que nada más de verla enferma. Sin embargo el actual alcalde destruyó la hermosa estatua de los Niños Pescadores que se encontraba en Díaz Mirón y Tuero Molina.
Finalmente vimos como por arte de magia, que sin ningún arte, en pleno Boulevard, fueron colocados unos muñecos de bronce que “representan” a los maestros veracruzanos y que traen a la mente la famosa escena del derribamiento de la estatua de Hussein en Bagdad.
Sin lugar a dudas las enfermeras y los maestros merecen monumentos que los recuerden, pero que también los engrandezcan y no nos den vergüenza verlos. Las plaquitas de cemento que se encuentran en el abandonado e histórico parque Ciriaco Vázquez, donde aparecen los nombres de los heroicos maestros en tiempos de la invasión Norteamericana de 1914, merecen mejor recordación. Pero en fin... hasta cuando...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo. Añadiria las aberraciones que están construyendo en toda la costera boqueña, donde sin concierto construyen edificios altos a la orilla del mar, rompiendo la estética; estos edificios deberían de estar del lado interior para no romper la armonia del paisaje. Pero don dinero manda. Cómo quieren nuestras autoridades que seamos nombrados Patrimonio de la Humanidad si se permite impugnemente que nuestros conventos sean utilizados como bodegas de cerveza o de estacionamiento.

Hasta que nos oigan ¿no? Un saludo Isabel Lorenzo

Anónimo dijo...

mientras siga la seudo arquitecta alicia vargas como directora del centro historico se seguira destruyendo, ya es hora que esa mujer no continue haciendo tanto daño a nuestra historia lleva 8 años en el cargo y piensa quedarse otros tantos mas......y a ella le debemos el estacionamiento en el convento, la perdida de las fuentes de las plazas de la lagunilla y campana y su mayor proesa esta por venir....la destruccion del parque zamora y mas de 400 años de historia

Anónimo dijo...

el grupo que se ha formado del centro historico es verdaderamente un atentado para el centro historico, pintaron las fachadas con pintura vinilica de mala calidad y colores horribles que yo me pregunto si esos son los colores correctos? la pintura se la encargaron a "los amigos de alicia Vargas" obligan a retirar anuncios y "sugieren a una compañia" que ha llenado todo independencia de anuncios de letras de acrilicos mas feas de los que quitaron.....esa es la sabiduria y rectitud de alica vargas

Carlos Lamothe Silva dijo...

Eduardo, es una lastima lo que se a hecho en nuestro puerto desde hace décadas. No, nada mas con la arquitectura sino también con piezas artísticas, por mencionar una de Matias Goeritz que estaba en lo que hoy es sanborn´s de Lerdo e Independecia. Los veracruzanos necesitamos un artista del peso de Toledo, quién no permitió que pusieran un macdonald´s en el centro de la ciudad de Oaxaca.

Anónimo dijo...

Eduardo, es una pena que tu alcoholismo, tu sobervivia y tu mediocridad no te permitan escribir un texto bello como veracruz lo es, no se quien te creas para hablar de veracruz solo se que no eres digno de hacerlo.